The Great Day se quedó con la victoria del Gran Premio Estrellas Classic – Copa “Esc. Hernán R. Ceriani Cernadas” disputado esta tarde en el Hipódromo Argentino de Palermo. También se corrieron el Gran Premio Estrellas Distaff – Copa “Alejandro J.  Menditeguy” auspiciado por “Hotel Presidente”, el Gran Premio Estrellas Mile – Copa “Biogénesis Bagó y el Gran Premio Estrellas Sprint – Copa “Luis Villamil”, auspiciado por el Hipódromo de La Punta.

Luego de la reprogramación de la actividad, Carreras de las Estrellas volvió al Hipódromo Palermo para iluminar el Día de la Independencia con el Gran Premio Estrellas Classic como destacado entre los cuatro Grandes Premios de Grupo 1 que habían quedado pendientes tras la suspensión de la jornada del 30 de junio.

La estrella del día fue Francisco Goncalves quien brilló junto a The Great Day, de la caballeriza Firmamento, para adueñarse de la victoria del Gran Premio Estrellas Classic – Copa “Esc. Hernán R. Ceriani Cernadas” auspiciado por Bardahl. De esta manera, desplazó al segundo lugar a Crackspeed por un cuerpo y medio, mientras que Logrado quedó tercero por 10 cuerpos.

El jockey brasileño también se lució en el Gran Premio Estrellas Distaff – Copa “Alejandro J.  Menditeguy” auspiciado por “Hotel Presidente” sobre la cruz de Adora Nistel, del stud Firmamento, que relegó a American Song por dos cuerpos y medio.

 

 

En el Gran Premio Estrellas Mile – Copa “Biogénesis Bagó fue Eduardo Ortega Pavón quien se llevó el triunfo con Magical Touch para llevar a lo más alto a la caballeriza Facundito dejando atrás a Lencelot por cinco cuerpos.

 

La última carrera de Grupo 1 del día fue el Gran Premio Estrellas Sprint – Copa “Luis Villamil”, auspiciado por el Hipódromo de La Punta que reconoció como ganador a Elogiado, de la caballeriza Santa Elena (LP), con el jockey Pablo Falero. Segundo finalizó Glory Seattle por un cuerpo y medio; y tercero fue Expressive Smart por una cabeza.

La 28° edición de Carreras de las Estrellas se desarrolló en dos jornadas diferentes, debido a la neblina que obligó a suspender la actividad del 30 de junio. Con la intención de priorizar la seguridad de jockeys y caballos, se decidió completar el programa el 9 de julio para compartir un feriado en familia en torno a la pasión por el turf, en uno de los espacios verdes más destacados de la Ciudad de Buenos Aires.